Nuestros despertares

En Play tenemos la inmensa suerte de destinar una buena parte de nuestro tiempo a realizar proyectos que nos entusiasman, que nos permiten vibrar de una manera muy especial, ya sea a través de las palabras, las ilustraciones, las aplicaciones y todas aquellas cosas que surgen de estas cabecitas locas.

Sin embargo, creo que más allá de esa satisfacción personal, que es enorme, a veces sucede que llega otra, que más que satisfacción es una sensación compleja de explicar, pero que podríamos definir como gratitud.

Después de tres años de destinar nuestra ilusión y esfuerzo a nuestros proyectos y del contacto con los lectores, creo sin lugar a dudas, que este último es el que despierta mayores sentimientos en nosotros.

Por eso, cuando uno recibe una invitación o una propuesta para participar en alguna actividad escolar o de otro tipo, uno siempre se ilusiona de una manera especial. Eso sucedió hace un par de meses –sí, lo sé, esta entrada llega tarde, será que se me pega algo de la pereza de Gato Negro-, cuando Verónica, terapeuta del centro de trastornos alimentarios de Terrassa, nos envió un mail invitándonos a visitarles y hablar sobre el nuevo libro, El despertar, con las chicas que participan en las actividades del centro.

No estamos muy acostumbrados a este tipo de charlas, pero nos liamos la manta a la cabeza y, por supuesto, dijimos que sí. ¿Cómo decir otra cosa cuando te comentan que ese libro que has hecho desde los más profundos sentimientos y reflexiones, sirve o ayuda a algunas personas que no pasan por su mejor momento?

Así que Efrén y yo fuimos un viernes antes de las Navidades y estuvimos con durante casi tres horas hablando del libro, pero sobre todo, de las vivencias de cada uno, de aquello que a través de la lectura podía suscitar debate o comentarios. Esas tres horas pasaron volando porque se creó un clima increíble. Verónica, la terapeuta, nos confirmó que era casi mágico el ambiente que había surgido y como cada una de las chicas habían ido dejando su timidez, sus miedos a un lado, para dejar paso a la sonrisa, a la sinceridad, a la esperanza.

Y cada una de sus sonrisas, de sus palabras, se convertían en energía para nosotros, para seguir creyendo que a pesar de las dificultades, hemos de seguir adelante imaginando nuevos mundos.

Aquel día acabamos firmando libros y con unos regalos muy especiales de parte de las chicas. Pero seguramente el mayor regalo que nos hicieron fue el que se queda grabado en la piel, en los sentimientos, y que hace que uno sienta esa infinita gratitud de la que antes hablaba.

¡Gracias Núria, Lola, Sandrita, Alba, Rosa, Verónica y Silvia!

¡Y mil gracias a todos por acompañarnos en este camino de baldosas carmesí al mundo de los colores olvidados!

Silvia

7 comentarios el "Nuestros despertares"

  1. Aleix dice:

    Les paraules resulten terapèutiques, però el contacte amb les persones també. M’encanta aquesta manera de trencar la virtualitat, tant necessària. Enhorabona per agafar la manta i embolicar-vos-la bé! 🙂

    • Silvia dice:

      És cert, Aleix, no hi ha res millor que el contacte pell a pell, mirar-se als ulls i sentir a l’altra persona! Sempre que poguem, repetirem experiència! 😉
      Petons de coloraines

  2. Núria dice:

    Va ser una experiència inoblidable!
    Primer de tot la proposta de la Vero, que li dono les gràcies des d’aquí perquè sense ella tot això no hagués estat possible! Quan ens va comentar la possibilitat de llegir el vostre llibre, de seguida em va motivar i captivar la idea…..Primer vaig fer una lectura i després hi vaig entrar més a fons; quant més llegia més ganes tenia de continuar llegint i de DESPERTAR! gràcies VERO!!!!!!
    Anàvem llegint el llibre i anàvem comentant….era especial…sortien un munt de coses… van ser uns dies intensos i molt xulos….

    I després tenir la possibilitat de poder parlar amb vosaltres sobre el llibre, de compartir el que ens havia aportat cada una de les paraules i dels dibuixos….el que per vosaltres significa tot aquest projecte… les ganes que em vau transmetre, a nivell personal, de DESPERTAR, de ser autèntica, de lluitar, de tirar endavant….Realment, va ser un matí molt especial…que no l’oblidaré MAI! un llibre excel·lent per llegir-lo tantes vegades com vulgui, perquè cada vegada que el llegeixo hi trobo coses noves, emocions nous, sentiments nous, idees noves…i sobretot ganes de continuar DESPERTANT i SENT AUTÈNTICA dia rera dia!

    Moltes gràcies per fer-ho possible i per dedicar-nos una gran part del vostre temps!

    Una abraçada

    Núria

    • Silvia dice:

      Moltes gràcies a tu, Núria!! Va ser una trobada molt especial que jo tampoc oblidaré.
      Una abraçada,
      Silvia

      • Verónica dice:

        Muchas veces pienso que todo aquello que haces te va abriendo puertas, que te llevan a caminos que no sabes a donde te conducen, pero que seguro que hacia otras puertas y otras y otras…y cada una con algo para aprender, vivir, sentir… de nuevas emociones, vivencias. Pues bien, el poder abrir una puerta y que personas tan abiertas, humildes, sencillas y con tanta energía se encuentren al otro lado es una maravilla; poder buscar espacios donde compartir, hablar, explicar experiencias, es fantástico; y difícil de encontrar en el mundo actual.
        Gracias a todas las personas que compartisteis este momento por enseñarme tanto con tan poco!
        Un biquiño muy grande para tod@s! Vero

  3. Narayani dice:

    Qué bonito poder hacer algo así. Cuando se consigue llegar a las personas de esta manera se puede decir, sin dejar lugar a dudas, que lo que hacéis merece la pena.

    Qué grandes sois! Seguid así 😀

    Besos!

    • Silvia dice:

      ¡Tienes razón, Fani! Creo que estos encuentros es lo que da sentido último a todo lo que hacemos. Sin ellos, nada sería igual.
      ¡Pero de grandes, nada! Lo son Carmesina, las ex princesas y demás personajes. Ellos son los que nos hacen grandes a los que estamos detrás.
      Besos de colores,
      Silvia

¿Tienes algo que decir? ¡Adelante!