Con los niños de la India (II parte)

Aquí vuelve este Gato de la Buena Suerte para poneros al día de cómo estáis contribuyendo con Niños de la India cada vez que alguien decide despertar su inspiración y adquirir el libro.

En colaboración con esta ONG ya sabéis que estamos ayudando a unos cuantos estudiantes para que puedan proseguir su formación académica y, de esta manera, poder aspirar a trabajos más cualificados y mejor remunerados, que al mismo tiempo, les permitirán un futuro a ellos y un presente a sus familias.

Desde el mundo de los cuentos, sabemos que son tiempos difíciles y que hay mucho por hacer y muchas personas a las que ayudar tanto aquí como allí. Pero lo mejor de todo esto es que con La inspiración dormida, estáis ayudando a la par que disfrutáis -o eso esperamos todos- con un libro.

En este caso, os presento a Rajeswari M Kuttanur, una chica de 19 años que vive en la población de Mantur (Karnataka), al sur de la India con su madre, que se dedica a la agricultura, y ambas viven con un sueldo de 20 € al mes. Rajeswari quiere estudiar una licenciatura en ‘Kannada’ -idioma local-, Sociología e Historia para así convertirse en profesora y poder cuidar de su madre.

Así que muchas gracias lectores y fans porque entre todos vamos a dar un empujoncito para que esta Rajeswari pueda llevar a cabo su sueño. ¡Gracias a todos y gracias a Niños de la India!

Y ya sabéis como nos dijeron a Carmesina y a mí los niños indios en nuestro paso por aquellas tierras: “Es importante ser generoso. Pero no sólo con lo material que uno tiene, sino con sus propios sentimientos y aprecios. Un sentimiento que guardas, que ocultas, muere y se convierte en una herida, en un color que alguien olvida.”  No olvidemos ni a los que están pasándolo mal aquí ni a los de allí.

Ronroneos varios,

Gato Negro.

2 comentarios el "Con los niños de la India (II parte)"

  1. Narayani dice:

    ¡Qué bien que se pueda ayudar a niños de la India con el libro!

    Mucha suerte a Rajeswari M Kuttanur en sus estudios! :-)

    Muchos besos Gato Negro!

    • Gato Negro dice:

      ¡Miiiiaaaauuuuuuuuuuuuuuuu! A nosotros también nos gusta poder ayudar. Porque existen tantas formas de ayudar como imaginación hay en el mundo de los cuentos.
      Gracias por los besos, Narayani.
      Gato Negro.

¿Tienes algo que decir? ¡Adelante!