Más corazón, más unión

Eran tiempos grises, una mala época de esas que no parecen tener fin. Los países iban a la deriva y el ambiente de hastío era común entre los mortales, dominados por los entes poderosos que controlaban el todo.

Ese es el inicio de Imaginando nuevos mundos y una situación no muy alejada de estos tiempos que vivimos. En este relato quería enlazar la historia con el primer cuento, darle una sensación de continuidad y una motivación para volver a leer las historias que se han ido desarrollando.

¿Y si además uníamos a todos los personajes bajo un mismo techo? De esta manera, el mundo de los cuentos y la imaginación era la excusa perfecta. Crearles un lugar donde pudieran habitar todos ellos. Un mundo donde la fantasía –ese homenaje a la Fantasía de Michael Ende- y los sueños tuvieran cabida. Porque las referencias a Ende son continuas, es fuente de inspiración y homenaje y, además, seguirá presente en la segunda parte de los colores olvidados. Pero de Ende y de la segunda parte ya hablaremos otro día…

Por otra parte, también quedaba el diseño de otra camiseta de Play Attitude que aplicar: Infinitas religiones. Y ahí estaba la clave, el motivo de que surgieran todos los personajes porque cada uno representa una manera de pensar, una manera de entender y sentir el mundo. Y en ese mundo de los cuentos, todas esas maneras de sentir tienen cabida, porque en la unión, el entendimiento y el respeto reside la fuerza.


Tal vez, en los tiempos que corren con más unión y corazón conseguiríamos crear un nuevo mundo. Aunque, tal vez, ya estemos iniciando ese proceso. Tal vez, de alguna manera, ya estemos Imaginando nuevos mundos… ¿Qué creéis?

3 comentarios el "Más corazón, más unión"

  1. Silvia Cartañá desde Los Cuentos y Los Libros de Bastian dice:

    Ah! parece una situación muy próxima, no sólo a este tiempo que vivimos, sino a tantos otros pasados. Lástima que perdamos la memoria de la historia reciente y pasada. Igual que perdemos la memoria de nuestra infancia y, desgraciadamente, de nuestras ilusiones y fantasía. Además de apreciar enormemente el paralelismo de este capítulo con la novela de Ende, aprecio mucho el nombre del barco de una de las imágenes de este cuento. Ese Imagine, se me ha quedado grabado, porque me parece una combinación perfecta. No tardéis mucho en ofrecernos nuevas historias… aunque sean cortitas, muy cortitas.

  2. Anonymous dice:

    Muy chula la camiseta!

    Para mí, el hecho de poder imaginar nuevos mundos quiere decir que, por ahora, sigue siendo una utopía. De todos modos es un paso de gigante el habernos dado cuenta de que hay algo que cambiar.. Poco a poco. Paso a paso. Creo que vamos por el bueno camino.

    Besos!
    Fani (La cuenta de google no me deja registrarme, no sé por qué. Por eso aparezco como anónimo)

  3. Play dice:

    Hola Silvia y Fani,
    Me alegro que os haya gustado la camiseta y este capítulo. La verdad es que "Imaginando Nuevos Mundos" pretende ser un capítulo que rezume esperanza e ilusión y fe en que los cambios son posibles. Aunque estoy segura que para poder cambiar el gran mundo, antes hemos de empezar por nuestro pequeño mundo, es decir, por nosotros mismos. Creer, imaginar, son capacidades que tenemos y que muchas veces obviamos, cayendo en unas costumbres sin demasiado sentido. Creo que deberíamos retornar a ese poder de la imaginación y empezar así a transformar nuestras vidas en algo más rico y satisfactorio para cada uno. A veces nos negamos con la mente, aquello que nuestro espíritu desea y eso es ir en contra de nosotros y, en el fondo, de la vida. Pienso que en esos cambios nuestros está la simiente y el inicio de otros cambios mayores… Por tanto, creamos, fantaseemos, imaginemos porque haciéndolo logramos pequeñas (u ojalá, grandes) metas.

    Muchas gracias por participar en el blog.
    Besos para cada una de vosotras.
    Silvia

¿Tienes algo que decir? ¡Adelante!